El calor y el fuego labial.

Llegan las vacaciones y con ellas el calor, los cambios de clima y, probablemente, las desveladas. Como hemos mencionado anteriormente.  a pesar de que puedes controlar el herpes labial, éste continúa en nuestro cuerpo y se puede hacer presente con algunos factores, como el calor. Por otro lado, desvelarte disminuye las defensas y aumenta la probabilidad de que el fuego labial aparezca.

Existen algunas acciones que puedes tomar para intentar que los fuegos no aparezcan, pero todo dependerá de tu organismo. Prueba con lavarte las manos continuamente; si estás enfermo, visita al médico y no permitas que tu temperatura suba; no tengas contacto con personas que tienen fuegos, etc.

Y bien, si saldrás de vacaciones y te sale un fuego labial, lo mejor es que no recurras a los remedios caseros que tengas a la mano; por ejemplo:

Hielo

Pésimo aliado para eliminar los fuegos. Sientes un poco de mejoría por esa sensación de adormecimiento en la zona, pero no los quita.

Pasta de dientes o enjuague bucal

Ya lo hemos dicho, no sólo te va a arder, sino que no funcionará porque no son productos con un agente antiviral específico para el herpes que provoca los fuegos labiales.

Bolsita de té de menta o negro

No solo no ayuda, sino que puedes esparcir la infección a otros sitios de la boca.

Acerca de todo lo que dicen que puedes hacer para eliminar los fuegos labiales y que NO es correcto hemos hablado bastante, puedes dar clic aquí para que los recuerdes y no dejes hacer más grande y molesto el fuego labial.

Ahora bien, si ya sabes que has tenido fuegos labiales y además irás a una zona de calor, lleva contigo Cicloferon® en la presentación que más te guste.