¿En qué etapa del fuego labial vas?

¿Eres de las personas que confunden un fuego labial con un “granito” en el labio? ¿Crees que pasarte un hielo hasta que no sientas la zona es el remedio? Lamentablemente, no importa que te pases mil cosas por la lesión, si no es un antiviral sólo dejarás que evolucione, pasando por todas las etapas.

Si ya tienes un fuego labial, revisa esto para que sepas en qué etapa vas; si no, revísalo para que, si te sucede, puedas determinar qué es lo mejor:

Fase Uno

¿Hormigueo en una zona del labio? ¿Pequeña hinchazón? ¿Algo similar a temperatura alta en esa zona? Está por iniciar y está brotando el fuego.

Fase Dos

¿Granito (ampolla) con líquido dentro? En esta fase puede que tardes un poco más en quitar el herpes (no por completo; ya hemos hablado de que el herpes siempre está ahí) pero sí podrás sentir alivio con el remedio adecuado.

Fase Tres

¿Dolor, ardor y comezón agudos y continuos? Esta fase es problemática porque las ampollas se revientan y el líquido en su interior (el herpes) puede contaminar otras zonas.

Fase Cuatro

¿Lo que era un “granito” se volvió un problema mayor, pues
ya tienes afectadas otras zonas de los labios. ¿Costras y resequedad? Esta etapa es la que se vuelve más difícil de combatir.

De verdad deseamos que nunca pases por todas las fases; sin embargo, si ya estás en esas, toma el control y ataca el herpes labial con Cicloferon®, que cuenta con diversas presentaciones para que elijas según tus necesidades: Cicloferon® clásico, Cicloferon® piel, Cicloferon® XTRM (que anestesia con su fórmula que contiene Lidocaina) y Cicloferon® XTRM PIEL.

Ya lo sabes, en cualquier etapa, con Cicloferon® el fuego sí está controlado.