¿Qué te hace más vulnerable al virus del herpes labial?

¿Eres de las personas que continuamente tienen fuegos labiales? Como hemos platicado, el herpes que ocasiona los fuegos labiales no se elimina; es decir, a pesar de que las molestias se quitan y el fuego se va visiblemente, el virus se queda ahí y se activa por diversos factores. Por ello, hay que tomar en cuenta los puntos que te vuelven más vulnerables a que lo tengas o que vuelva a aparecer:

Baja de defensas.
Como cualquier otro virus, si tus defensas están bajas es probable que seas más susceptible a que el herpes aparezca. Un especialista será el encargado de ayudarte a subirlas, pero puedes comenzar con una alimentación sana, descanso óptimo, reducir el estrés y realizar ejercicio.

Calor.
La exposición al sol por largos períodos, así como la temperatura elevada por temas de salud, son un factor clave en el desarrollo de herpes o su reactivación. Intenta no pasar tanto tiempo bajo el sol y, si te sientes mal, no lo pospongas y trátate con un profesional.

Contagio.
Un beso puede ser suficiente para que te contagies, y esto también puede estar ligado a tus defensas bajas. Por otro lado, los objetos contaminados, como vasos mal lavados, maquillaje que no es tuyo, entre otros, son focos de infección.

Herpes mal tratado.
Esto es más típico de lo que te imaginas. Quizá utilices remedios en contra de los fuegos labiales y consideres que ya se eliminó sólo porque sentiste moderado alivio; sin embargo, es recomendable que continúes con el tratamiento un par de días más, incluso cuando creas que ya no tienes fuego labial.

Estas son solo algunas acciones que puedes tomar para prevenir el herpes labial. Sin embargo, si te sucede, te recomendamos usar Cicloferon®, que tiene diversas presentaciones según tus necesidades y previene, detiene la multiplicación del virus y lo alivia.