3 pasos para prevenir el fuego labial

Deja de resignarte a vivir con fuego toda tu vida, es momento de atacarlo desde su origen.

Si una vez en tu vida has tenido un fuego labial, sabes que es algo que vivirá contigo para siempre y seguramente estás harto de tener que lidiar con él por lo menos dos veces al año, así que ha llegado el momento de que dejes de pensar en cómo aliviarlo y te enfoques en cómo prevenirlo, nosotros te decimos cómo conseguirlo:

1

Conoce sus momentos favoritos

Los fuegos labiales son causados por el virus del herpes simple tipo 1 y son detonados por distintos factores: el frío, el calor, altos niveles de estrés, los cambios hormonales y la mala alimentación que se traduce en una baja en las defensas de tu cuerpo, así que es momento de que observes a tu alrededor, identifiques los momentos clave y comas bien para disminuir el número de reactivaciones.

2

Escucha a tu cuerpo

Es muy importante que no te tomes a la ligera los síntomas previos a su aparición: comezón, hinchazón, ardor y hormigueo en la zona de los labios. Muchas personas han logrado actuar a tiempo y evitar momentos de dolor e incomodidad poniendo atención a los cambios.

3

¡Actúa!

Si ya conoces los momentos en los que el fuego aparece e identificaste los síntomas, es momento de actuar: corre a la farmacia por un tratamiento antiviral… ¿Qué? ¡Corre a la farmacia por un tubito de Cicloferon®! Si lo aplicas desde los primeros síntomas previene la aparición del fuego y detiene la multiplicación del virus gracias a su ingrediente activo.

Lo mejor es que ataques el fuego antes de que aparezca, pero si ya lo tienes, Cicloferon® te ayuda a reducir la inflamación y las molestias que te causa, además de acortar el proceso de curación.

¡Con Cicloferon® alivias, detienes y previenes el fuego labial!