El fuego labial es provocado por un virus

La prevención es la clave en el alivio del fuego labial

Si alguna vez en tu vida has tenido un fuego labial, seguro te has preguntado a qué se debe o por qué sigue apareciendo, sobre todo en los momentos menos indicados, como los días antes de una cita… Pues bien, no es que tu cuerpo te odie y no quiera que triunfes en el amor, en realidad, los fuegos aparecen por diversas causas, como una baja en tus defensas, estrés o cambios hormonales, pero ¿qué los causa?

Tal y como dice el título de esta nota, los fuegos labiales son provocados por un virus, específicamente el virus del herpes tipo 1 o herpes oral, que poco tiene que ver con el virus del herpes genital, así que puedes estar tranquilo. Sin embargo y tras esta drástica noticia, también tienes que saber que este virus vivirá en tu piel por el resto de tu vida y puede aparecer solo una vez o varias veces a lo largo del año.

Es momento de prevenir

¡No te preocupes! Aunque no puedes eliminar el virus del herpes, sí puedes prevenir la aparición de las molestas ámpulas, el remedio es simple: pon atención a lo que tu cuerpo quiere decirte e identifica los síntomas previos a la aparición del fuego y si sientes ardor, comezón o cosquilleo en la zona de los labios, es momento de aplicar Cicloferon®.

¿Y si ya lo tengo?

  • No frotes o exprimas las ámpulas, podrías diseminar el virus y extender la lesión.
  • Evita tocarlo o podrías esparcir el virus a otras partes de tu cuerpo.
  • No compartas artículos personales como cubiertos o vasos y, por más que quieras, evita besar o podrías contagiar a la otra persona.

Pero lo más importante: evita usar remedios caseros, muchos de ellos solo empeoran la lesión, irritan tu piel y podrían dejar marcas. Recuerda que con Cicloferon® sí previenes, detienes y alivias el fuego labial.

¡Con Cicloferon® el fuego si está controlado.